Lectio Inauguralis 2015

Lectio Inauguralis 2015

976
SHARE

LECTIO INAUGURALIS

Una reflexión sobre la relación histórica entre la Iglesia y el Estado chileno fue guiada por el reconocido Doctor en Derecho Civil y Canónico, además de colaborador con la Santa Sede, en el Comité Pontificio de Ciencias Históricas, don Carlos Salinas Araneda durante el mediodía en nuestro Pontificio Seminario Mayor San Rafael, en el contexto del inicio del año académico.

El distinguido expositor nos contextualizó sobre las relaciones diplomáticas que la Iglesia mantenía con los monarcas en el tiempo de la conquista de América, el derecho a Patronato que la Santa Sede concedía a la corona presente en el nuevo continente, y cómo esa relación de derechos se intentó hacer perdurar a través de un esfuerzo del nuevo Estado chileno, aun cuando ya en los siglos XIX y XX, sus Constituciones (1833 y 1925), expresaban finalmente su separación con la Iglesia, incurriendo prácticamente en una actitud “neo-regalista”. Por su parte la Iglesia, bajo el gobierno del Papa Pío XI, termina negando los Concordatos que el Estado quería establecer, y las relaciones se vuelven más bien diplomáticamente amigables. Dentro de esta nueva actitud de la Iglesia, destaca la erección de siete obispados, entre ellos nuestro Obispado de Valparaíso, el 18 de octubre de 1925 (que este año cumplirá 90 años de fundación), con lo que se sellaba la autonomía del poder eclesiástico sin necesidad de acuerdo con el Estado chileno. Aun así, se habla de un proceso históricamente inconcluso.

Este marco histórico, comentaba don Carlos Salinas Araneda, nos presenta algunos elementos de reflexión sobre la actual relación entre las instituciones y cómo ella afecta en áreas que le competen a ambas, como la educación.

Agradecemos a don Carlos Salinas Araneda por el aporte de su exposición, y a los profesores de nuestro Seminario que han participado.